L-ish Perspectivas Económicas

Paul Krugman
Paul Krugman

Los precios de las casas están en caída libre. El desempleo aumenta. La confianza del consumidor está desplomándose a profundidades no vistas desde 1980. ¿Cuándo terminará todo esto?

La respuesta es, probablemente no hasta el año 2010 o más tarde.

Toma nota, Barack Obama.

Es verdad que algunos analistas siguen esperando una recuperación “en forma de V”, en la que la economía sale rápidamente de la crisis. Según esta postura, cualquier día de éstos podría salir el sol en Estados Unidos.

Sin embargo, si la experiencia de los últimos 20 años sirve de guía, las perspectivas de la economía no tienen forma de V sino de L: en lugar de salir rápidamente de la crisis, tendremos un periodo prolongado de desempeño plano o, en el mejor de los casos, de lenta mejoría.

Comencemos con el sector inmobiliario.

De acuerdo con el ampliamente utilizado índice Case-Shiller, los precios promedio de las casas en Estados Unidos cayeron 17% en el último año. No obstante, seguimos en el proceso de desinflamiento de una enorme burbuja inmobiliaria, y los precios de las viviendas probablemente todavía tienen mucho espacio para seguir cayendo.

Específicamente, los precios reales de las casas, es decir, los precios ajustados a la inflación registrada en el resto de la economía, subieron más de 70% de 2000 a 2006. Desde entonces han bajado drásticamente, pero todavía se ubican más de 30% arriba del nivel de 2000.

¿Debemos esperar que los precios retrocedan al nivel inicial? Bueno, a finales de la década de los 80, Los Ángeles experimentó una gran burbuja inmobiliaria local: los precios reales de las casas subieron cerca de 50% antes de que la burbuja explotara. Luego de eso, los precios de las viviendas cayeron una cuarta parte, lo cual, aunado a la inflación de esa época, hizo que los precios de las casas regresaran a sus niveles previos a la burbuja.

La cuestión es que ese proceso tardó más de cinco años; los precios de las casas en Los Ángeles no tocaron fondo hasta mediados de los 90. Si el actual desplome inmobiliario sigue el mismo curso, no veremos una recuperación hasta 2011 o después.

¿Y qué hay de la economía en general? Quizá se sienta tentado a consolarse con el hecho de que las últimas dos recesiones, en 1990-91 y 2001, fueron bastante cortas. Sin embargo, en ambos casos el fin oficial de la recesión fue seguido por un largo periodo de crecimiento económico lento y un aumento en el desempleo, que la mayoría de los estadounidenses sintió como una continuación de la recesión.

Así, la recesión de 1990 terminó oficialmente en marzo de 1991, pero el desempleo siguió aumentando durante gran parte de 1992, ayudando a Bill Clinton a ganar las elecciones con base en los problemas de la economía. La siguiente recesión oficialmente comenzó en marzo y terminó en noviembre de 2001, pero el desempleo siguió aumentando hasta junio de 2003.

Estos episodios prolongados similares a una recesión probablemente reflejan la naturaleza cambiante del ciclo empresarial. Recesiones anteriores fueron más o menos deliberadamente orquestadas por la Reserva Federal, que aumentó las tasas de interés para controlar la inflación. En contraste, los desplomes modernos han sido resacas derivadas de brotes de “exuberancia irracional”, como la quiebra de las instituciones de ahorros y préstamos en la década de los 80, la burbuja tecnológica de los 90 y ahora la burbuja inmobiliaria.

Poner fin a las “recesiones a la antigüita” era sencillo, pues lo único que tenía que hacer la Fed era transigir. Poner fin a los desplomes actuales es mucho más difícil porque la economía debe encontrar algo para reemplazar a la burbuja que explotó.

La Fed, en particular, ha tenido dificultades para contener las recesiones modernas. En 2002 se pensaba en amplios círculos que la Fed estaba “tensando demasiado la cuerda”: seguía recortando las tasas de interés, pero nadie quería pedir préstamos hasta que la burbuja inmobiliaria despegara. Y ahora está sucediendo de nuevo. El sitio noticioso “The Onion”, como de costumbre, le dio al clavo con su reciente encabezado: “Nación hundida en la recesión pide nueva burbuja para invertir en ella”.

Pero quizá no encontremos otra burbuja, al menos no lo suficientemente grande como para impulsar una recuperación rápida. Y esto tiene, entre otras cosas, implicaciones políticas importantes.

Dada la situación de la economía, resulta difícil imaginar cómo Barack Obama puede perder las elecciones de 2008. Una anécdota: esta semana un automovilista que pasaba por ahí le gritó a una multitud que esperaba afuera de una sucursal de IndyMac, el banco que cayó en bancarrota: “¡La economía de Bush no funcionó. Son ladrones republicanos de derecha!”. La gente aplaudió.

Sin embargo, lo que la economía da también puede quitar. Si el desplome actual sigue el patrón moderno típico, la economía permanecerá deprimida hasta bien entrado 2010 —si no es que más allá—, lo que dará tiempo de sobra como para que el público comience a culpar al nuevo titular y lo castigue en las elecciones intermedias.

Para evitar ese destino, Obama (si de hecho resulta ser el próximo presidente) deberá actuar rápida y enérgicamente para enfrentar el descontento económico que existe en Estados Unidos. Eso significa otro plan de estímulos más grande, mejor y más sostenido que el aprobado por el Congreso a principios de este año. También significa la aprobación de medidas a largo plazo para reducir la ansiedad económica, por encima de todas un servicio de salud universal.

Si me lo pregunta, no hay mucho suspenso en las elecciones de este año: de no ser por algún error extraordinario, Obama ganará. Suponiendo que gane, la verdadera interrogante es qué hará con esa victoria.

(Traducción: Mariana Toledo)

Original: L-ish Economic Prospects

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s