Algo huele a podrido en la obamania

Ni izquierda ni derecha; en la actualidad, lo único que importa es el dinero.
-Miguel de Arriba-

Los políticos hace tiempo que ya no sorprenden a los que tienen capacidad de pensar.

Ya Max Weber en su conferencia “La política como vocación“, dictada por invitación de la Asociación Libre de Estudiantes de Munich en el año 1919 hace un retrato claro de los políticos. Aunque eso fue hace 90 años, casi un siglo, pareciera que Weber hablase de lo que sucede hoy.

Da la impresión que tras años y años de lucha para avanzar en la consecución de un mejor sistema político que ayudase a una mejor convivencia de la humanidad estamos retrocediendo para volver al Feudalismo. Un Feudalismo en el que los políticos son los señores feudales y los ciudadanos los siervos.

El sistema democrático en el que dicen que vivimos ha sido desvirtuado por esos políticos “profesionales” (llevan años viviendo a costa de los contribuyentes) mediante el mejor de sus inventos … ¡los partidos políticos!

Mediante los partidos “controlan” quien va a acceder al poder mermando la capacidad de elección de los ciudadanos y no contentos con eso (por si acaso lo anterior no es suficiente para “controlar” a los votantes) en algunos países han añadido mecanismos adicionales para desvirtuar por completo el voto (EEUU = Compromisarios; España= Ley D´Hont)

Si lo que dice el artículo que transcribo a continuación es cierto eso significa ¡CORRUPCION! y significa que la elección de Obama se produce siguiendo la célebre frase de la novela El gatopardo: «Algo debe cambiar para que todo siga igual».

Era evidente que la administración de los EEUU necesitaba un “lavado de cara” superficial, ¡pero nada mas profundo que perjudicase los intereses de  los poderosos grupos económicos! y parece que la mejor solución encontrada fue Barack Obama pues así, mientras el mundo quedaba extasiado ante el hecho sin precedentes de que un ciudadano de raza negra llegase a la Presidencia  de una nación que no se había distinguido precisamente por ser una gran defensora de los derechos de las minorías, seguramente se lograría desviar la atención de los ciudadanos de otros problemas mayores que son los que les interesaban a esos lobbys económicos.

Al final Mr. Obama es más de lo mismo si nos atenemos a los hechos que su Administración ha protagonizado desde su toma de posesión … ayuda sin límite a los conglomerados económicos y olvido para el ciudadano común.

74-600-millones

Platos-vacios

ooooooooooOoooooooooo

¿A quién le hace el juego Obama?
30.08.09 – Amy Goodman

Amy Goodman

El primer día de sus vacaciones en Martha’s Vineyard pareció ser moneda corriente para el presidente Barack Obama, ya que pasó cinco horas jugando al golf con Robert Wolf, presidente del banco de inversión UBS y presidente y director general de UBS Group Americas. Wolf, uno de los primeros en otorgar respaldo financiero a la campaña presidencial de Obama, recaudó 250,000 dólares para él en 2006, y en febrero pasado fue designado por el presidente para integrar el equipo del Consejo Asesor para la Recuperación Económica de la Casa Blanca. ¿Recuperación económica para quién?

Resulta interesante que Wolf fuera designado en su cargo el mismo mes en el que UBS, luego de llegar a un acuerdo, accedió a pagar 780 millones de dólares para cancelar los cargos civiles y penales en su contra por ayudar a estadounidenses a evadir impuestos. No hay por qué preocuparse. UBS, una entidad bancaria enferma, con problemas de salud preexistentes, tenía un excelente seguro de salud. En los hechos, había recibido una inyección de 2,500 millones de dólares a través de un rescate financiero encubierto, desgranado del rescate otorgado a la gigante de los seguros AIG. “Pareciera que simplemente estamos haciendo lavado de dinero a través de AIG”, dijo la senadora republicana de Maine Olympia Snowe. UBS, el banco que acoge a los evasores de impuestos adinerados, en los hechos estaba siendo rescatado por los diligentes contribuyentes estadounidenses.

UBS, antes conocido como Unión de Bancos Suizos, se fundó hace más de un siglo. Su éxito responde a las famosas leyes de secreto bancario de Suiza, que permiten a personas individuales ocultar dinero en “cuentas numeradas” imposibles de rastrear. Las cuentas bancarias secretas en Suiza se convirtieron en la forma preferida por las personas adineradas de Estados Unidos para evadir impuestos. En julio de 2008, un informe del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de Estados Unidos concluyó que “al menos desde 2000 hasta 2007, UBS realizó un esfuerzo concertado para abrir cuentas en Suiza a nombre de acaudalados clientes estadounidenses, y empleó prácticas que facilitarían -y que efectivamente generaron- la evasión impositiva de sus clientes estadounidenses”.

Como parte del acuerdo, UBS accedió a compartir información sobre las cuentas de sus clientes con el gobierno de Estados Unidos. Aunque podría haber hasta 52,000 cuentas secretas, UBS solo divulgará la identidad de unos 4,450 clientes. El comisionado del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés), Doug Shulman, informó en un comunicado de prensa: “Recibiremos una cantidad sin precedentes de información sobre los contribuyentes que evadieron sus obligaciones fiscales al ocultar dinero en el exterior a través de UBS”. UBS comunicará a los titulares de cuentas que sus nombres podrían encontrarse entre aquellos que se enviarán al IRS, y el IRS, a su vez, mostrará indulgencia hacia los evasores fiscales que se entreguen voluntariamente antes del 23 de septiembre. Pero los titulares de las cuentas no sabrán si sus nombres serán incluidos o no, así que los más arriesgados podrían mantenerse callados con la esperanza de que sus cuentas continúen en el secreto.

El viernes pasado, mientras Wolf se preparaba para jugar al golf con Obama, el informante y ex directivo de UBS Bradley Birkenfeld fue condenado a 40 meses de prisión por facilitar la evasión fiscal a través de cuentas bancarias de UBS en el extranjero. Birkenfeld fue condenado a pesar de haber ayudado a los investigadores federales a revelar los secretos del banco. [Hay que matar al mensajero, pero dejar libre al que lo controla y maneja – (comentario del Editor)]

En la parte superior de la entrada de la sede de UBS en Zúrich se encuentra esculpido un busto del dios griego Hermes, que no solo es el mensajero de pies alados de los dioses, sino también el dios de los ladrones y los comerciantes. El simbolismo impresiona. Wolf puede haberle ganado o no el partido de golf a Obama, pero es evidente que UBS se anotó un “hoyo en uno”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s