El FMI y su doble cara

Mientras el FMI (es decir, sus funcionarios ya que el FMI en sí mismo es un ente inanimado) obliga a un montón de países a hacer recortes draconianos a los planes de pensiones de sus ciudadanos, que han estado cotizando un montón de años y lógicamente se sienten estafados, … no se aplica a él mismo (a sus privilegiados funcionarios) esas reglas ni obliga tampoco a que se las apliquen los políticos de los mencionados países, que al fin y a la postre son los únicos culpables de la debacle de los sistemas de pensiones ya que ellos los han administrado.

Según publica el propio Fondo: Las pensiones se pagan de por vida a partir de los 50 años de edad con un mínimo de tres años de servicio“.

Como el amable lector puede observar igualito que lo que está exigiendo que se aplique al resto de los pensionistas del mundo …65 años de edad y 30 de cotización !!!

Así, tenemos que el “pobrecito” Strauss-Kahn cobrará una pensión vitalicia de 270.000 dólares al año.

.

M. Llamas

Dominique Strauss-Kahn dimitió el pasado miércoles como director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) tras el escándalo surgido a raíz de una denuncia por intento de violación en Estados Unidos. Pero tras renunciar a su cargo público, Kahn disfrutará de una pensión de oro. El francés cobrará unos 270.000 dólares al año de por vida, según las condiciones oficiales que estipula su contrato laboral con el FMI. Esta cuantía, libre de impuestos, equivale a una pensión vitalicia de más de 15.000 euros al mes.

El exministro de Hacienda de Francia fue elegido el 28 de septiembre como nuevo director gerente del FMI, en sustitución del español Rodrigo Rato. Strauss-Kahn comenzó a ejercer sus nuevas funciones al frente del FMI el 1 de noviembre de 2007, a la edad de 58 años.

Su contrato laboral como director gerente se extendía por un período de cinco años, etapa que no ha podido llevar a término tras su dimisión como consecuencia del presunto delito cometido, por el que ahora está siendo procesado en Estados Unidos. Pese a ello, los planes de retiro que estipula el organismo internacional le otorgan el privilegio de percibir a partir de ahora una pensión vitalicia, en base a una serie de condiciones: salario, edad y años en el cargo. Kahn cumple todas estas exigencias.

Sueldo anual de más de 500.000 dólares

En primer lugar, como director gerente, Kahn disfrutaba en 2007 de un salario base anual neto (libre de impuestos) de 420.930 dólares y una subvención para gastos de 75.350 dólares extra al año. Es decir, casi medio millón de dólares al año en total. Sin embargo, como suele ser habitual, este sueldo base, estipulado en 2007, ha ido variando en función de la inflación anual.

Su contrato estipula dicha revalorización en base a la tasa oficial de inflación que registre el área metropolitana de Washington D.C., en donde se ubica la sede central del FMI. Según datos de precios oficiales, su sueldo aumentó un 5% en 2008, bajó un 0,2% en 2009 y subió otro 1,9% en 2010. Estos cambios afectaron tanto a su salario base como a su complemento específico para gastos. De este modo, Kahn ha abandonado el cargo de director gerente con un sueldo total de 531.000 dólares en 2011 -450.000 de base más otros 80.000 de complemento-. Es decir, 44.250 dólares al mes (unos 31.000 euros), sin incluir otros privilegios y prebendas propios de su cargo.

La cuestión es que ese mismo contrato establece un Plan de Jubilación Personal, una particular pensión vitalicia cuya cuantía asciende a un porcentaje de su sueldo en función de los años cumplidos al frente del FMI. Kahn llevaba casi cuatro años como director gerente antes de dimitir. Así, según la propia tabla que establece el FMI, le correspondería una pensión de entre el 60% y el 70% de su sueldo base anual más elevado (450.000 dólares).

Esto equivale a cerca de 270.000 dólares al año de por vida, es decir, casi 189.000 euros o, lo que es lo mismo, unos 15.700 euros al mes. Y es que, Kahn cumple todas las condiciones exigidas.

Según publica el propio Fondo: “Las pensiones se pagan de por vida a partir de los 50 años de edad con un mínimo de tres años de servicio. La edad normal de jubilación es de 62 años”. La jubilación anticipada, antes de los 62 años, establece una serie de descuentos, pero Kahn ya tiene 62 años, y cumplió más de tres al frente del organismo, con lo que disfrutará de una pensión vitalicia íntegra, equivalente a entre el 60% y el 70% del sueldo base como director.

Lo paga el contribuyente

Aún así se trata de una pensión baja en comparación con la de los grandes ejecutivos de la banca privada. La diferencia aquí, sin embargo, estriba en que tanto el sueldo como la pensión de Kahn proceden del dinero de los contribuyentes de los países que financian al FMI, ya que éste es un organismo internacional público. El sueldo y pensión de los banqueros, por el contrario, dependen única y exclusivamente de la aprobación de los accionistas (dueños de la entidad privada), y en base a la gestión desempeñada y los servicios prestados al banco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s